SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA DE NARANJA

Utilizo muy a menudo esta carne en casa, una carne que resulta apetecible siempre, que es dentro de lo que cabe económica y que tiene muchas posibilidades de elaboraciones distintas.

Buscar nuevos sabores, como he dicho, no es difícil con esta carne y esto nos ayuda a presentar platos distintos en el menú de nuestra casa y en esta ocasión hemos realizado una salsa de naranja que ha dado un sabor muy agradable y delicioso.

Esta receta tiene elaboraciones cortas por lo que puede ser ideal para días en los que nos aprieta el tiempo; y los ingredientes son los mínimos: solomillo, 1 naranja, azúcar, brandy y maicena por lo que es muy atractiva en todos los aspectos.

Podemos presentar solo el solomillo salseado o bien acompañando de alguna guarnición, la que mas nos guste o la que podamos realizar con los ingredientes que tengamos en ese momento. Como orientación, en esta ocasión la acompañe con unas patatas fritas en dados, unas espinacas a la catalana y unos huevos de codorniz fritos, lo que disponía en ese momento en el frigorífico.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas): 
      
2 solomillos de cerdo (alrededor de 1 kg.), 1 naranja, 2 cucharadas de azúcar moreno, 1 copa de brandy, 1 cucharada de maicena, 1 cucharada de soja, aceite de oliva, pimienta molida y sal.

Preparación: 

Limpiamos el solomillo retirando el posible exceso de grasa y tendones. Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm. de grosor y lo salpimentamos por ambos lados.

Rallamos la piel de la naranja y la exprimimos, reservamos el zumo.

Elaboración:

Calentamos en una sartén un poco de aceite de oliva. Cuando lo tengamos bien caliente comenzamos a sofreir los medallones de solomillo. Debe ser una cocción ligera, bien dorados por fuera pero no se nos tienen que quedar secos. Cuanto estén hechos los sacamos de la sartén y reservamos.

Bajamos la potencia del fuego y en el mismo aceite echamos la ralladura de naranja y las 2 cucharadas de azúcar y la copa de brandy. Removemos bien para que no se queme el azúcar y enseguida añadimos el zumo de naranja y la soja. Damos unas vueltas y a continuación añadimos un vaso de agua en el que hemos disuelto una cucharada de maicena.

Dejamos reducir durante unos cinco minutos. Pasado ese tiempo añadimos los medallones de solomillo y seguimos cocinando, dándoles vueltas de vez en cuando para que absorban bien los sabores. Probamos de salazón y rectificamos si es necesario. Apartamos del fuego.

Si queremos espesar más la salsa sacamos la carne de la sartén y seguimos reduciendo la salsa hasta obtener la textura deseada. 

Presentación:

Colocamos 4 trozos de solomillo en cada plato y los napamos con la salsa de naranja. Añadimos la guarnición que hemos elegido a un lado del plato junto a los trozos de solomillo. 

Listo.

ALERGENOS:

SOJA

CONVERSATION

3 comentarios:

To top