domingo, 5 de junio de 2016

PATATAS REVOLCONAS

Una receta típica de Ávila, Salamanca, y también de Extremadura. Se denominan también Patatas “meneas”, revueltas o removidas.

Como veréis se trata de un plato en los que intervienen la patata y el pimentón que se combina con los productos de la “matanza” del cerdo.

Era una comida típica humilde de los campesinos castellanos y extremeños, lugares con una tradición ganadera del cerdo que aprovechaban los productos cárnicos, extraordinarios, de este animal. Actualmente ha evolucionado y se suele servir como tapa en los bares de estas provincias.

Se suele utilizar torreznos, panceta, chorizos, yo he utilizado unas lonchas de jamón, que crean un contraste de texturas, crujientes de la carne y la masa caliente de la patata, y de sabores, del pimentón, de la Vera, como no en estos lugares, y de los extraordinarios productos del cerdo que se crían allí.

Me han pasado esta receta, pero podréis encontrar otras con sus particularidades propias de cada zona.


Ingredientes (4 personas):
    
4 patatas, 200 gramos de panceta, 3 lonchas de jamón curado, 4 huevos, 1 cebolla, 6 dientes de ajo, 2 cucharaditas de pimentón dulce, 2 cucharaditas de pimentón picante, 2 hojas de laurel, perejil picado, aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal y agua.

Preparación:

Pelamos las patatas, y las cascamos. Sazonamos.

Troceamos la panceta en pedacitos pequeños y las lonchas de jamón en pedazos un poco más grandes.

Picamos la cebolla.

Pelamos los dientes de ajo, fileteamos 3 de ellos y los otros los dejamos enteros.

Elaboración:

Ponemos a cocer en una cazuela con agua las patatas, la cebolla picada, el laurel y los 3 dientes de ajos enteros y una pizca de sal. Cuando estén cocidas sacamos todo, apartamos las hojas de laurel y machacamos todo, realizando un puré. Reservamos.

Mientras se cuecen las patatas, en una sartén con aceite, rehogamos los ajos fileteados. Cuando se doren un poco retiramos y reservamos. En el mismo aceite agregamos la panceta troceada y rehogamos. Cuando cojan un poquito de color apartamos y reservamos. Por últimos echamos a la sartén las lonchas de jamón y damos unas vueltas. Apartamos también y reservamos.

Retiramos el aceite de la sartén en un bol. Añadimos una cucharadita de pimentón dulce y otra de picante al aceite y removemos bien. Reservamos.

Incorporamos el puré de las patatas a la sartén donde hemos rehogado la carne, una cucharadita de pimentón picante y otra de dulce, la panceta que teníamos rehogada y la mitad de los ajos que habíamos dorado. Calentamos y removemos bien para que se integren todos los sabores.

En una cazuela ponemos a hervir agua. Cuando comience a hervir añadimos un chorro de vinagre y un poco de sal. Bajamos el fuego y cascamos los huevos y los escalfamos. Cuando estén listos sacamos y escurrimos bien.

Presentación:

En la base de cada plato colocamos una porción de patatas aún calientes, colocamos encima un huevo y adornamos con el jamón que teníamos reservado, los ajos fritos y una pizca de perejil picado. Aliñamos con el aceite de pimentón que hemos preparado.

Listo.
Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

2 comentarios:

  1. La patata que humilde,pero extraordinaria en cocina .un plato muy rico

    ResponderEliminar
  2. La patata que humilde,pero extraordinaria en cocina .un plato muy rico

    ResponderEliminar