Translate

domingo, 18 de septiembre de 2016

POLLO AL CHILINDRÓN

Hace mucho tiempo que tenía que haber puesto esta receta, pero el suponer que era demasiado conocida siempre dejaba de lado esta opción.

Esta semana, después de mucho tiempo, la hemos preparado en casa y la verdad es que ha resultado deliciosa, esta es la razón de que me haya decidido a publicarla. Es prácticamente, por no decir igual, que cualquiera de las recetas que podáis encontrar en cualquier medio.

Muy económica, muy fácil de hacer y con resultado de lo más sabroso, algo que es ideal para cualquier familia que tiene que preparar el menú para todos sus miembros y además contentar a todos. Estoy seguro que con este plato se conseguirá.

Espero que os guste.


Ingredientes (4 personas):
      
4 muslos y contra muslos de pollo sin piel, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, ½ pimiento verde, ½ pimiento rojo, 4 tomates maduros, 150 gramos de jamón serrano en lonchas, 1 vaso de vino blanco seco, 1 vaso de agua, 1 cucharada de harina de maíz, estragón, albahaca, tomillo, sal y aceite de oliva.

Preparación: 

Separamos troceándolo el muslo del contra muslo, si no lo hemos pedido así en la carnicería, y sazonamos.

Pelamos la cebolla y la troceamos en juliana. Sazonamos.

Pelamos los 4 dientes de ajo y picamos 2 de ellos.

Lavamos bien y cortamos en juliana los pimientos. Sazonamos.

Pelamos los tomates y los troceamos en cubos, quitándoles las semillas. Sazonamos y le añadimos un poquito de albahaca.

Troceamos las lonchas de jamón en tiras pequeñas.

Elaboración:

En la cazuela donde se vaya a preparar (yo utilicé una cazuela de barro), echamos un chorrito de aceite y lo ponemos a calentar. Añadimos los 2 dientes de ajo que teníamos si trocear y sofreímos, teniendo cuidado de que no se quemen.

Cuando estén bien doraditos los apartamos de la cazuela y los desechamos. Añadimos entonces los trozos de pollo y sofreímos hasta que estén bien dorados. Llegado ese momento los sacamos de la cazuela y los reservamos.

En el mismo aceite comenzamos a sofreír la cebolla en juliana y los ajos picados. Cuando la cebolla esté doradita añadimos los pimientos cortados en juliana y seguimos sofriendo hasta que los pimientos estén en su punto, tiernecitos.

En ese momento incorporamos el jamón troceado y salteamos durante un par de minutos. Enseguida añadimos el tomate y seguimos cociendo durante 8 o 10 minutos.

Pasado ese tiempo incorporamos los trozos de pollo que anteriormente habíamos dorado y el vaso de vino.

En un vaso con agua diluimos una cucharadita de harina de maíz (maicena) y lo incorporamos al guiso.

Añadimos también en ese momento un poquito de estragón y de tomillo y cocinamos hasta que se reduzca el caldo hasta quedar espesito. Comprobamos que la carne está bien tierna y apartamos del fuego.

Presentación:

Servimos caliente pudiendo acompañar este plato de una guarnición de patatas.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

3 comentarios:

  1. Que se me hizo la boca aguas, eso debe ser especial en sabores y olores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en todo lo tradicional los sabores son estupendos.

      Eliminar