Translate

domingo, 2 de agosto de 2015

HABICHUELAS CON CIGALAS Y ALMEJAS

Parece que los platos con legumbres están destinados a guisos que son más de estaciones frías, que no apetecen prepararlas ni comerlas en verano. Sin embargo hay multitud de recetas con las que podemos preparar unos platos muy agradables para disfrutarlos en esta época de calores (cada vez más fuertes). Existen unas ensaladas con garbanzos o lentejas que son una delicia, unos guisos fríos que apetecen muchísimo ahora (en algún momento me decidiré publicar una receta de habichuelas a la vinagreta que están exquisitas).

Esta receta es uno de esos guisos que ahora podemos utilizar.


Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 raciones):

500 gramos de habichuelas (alubia blanca), 500 gramos de almejas, 8 cigalas, 1 cebolla, 1 puerro, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo, 1 cucharadita de pimentón (dulce o picante), 1 cucharadita de harina, 1 manojo de perejil, aceite de oliva y sal.

Preparación:
                                                           
La noche antes ponemos las habichuelas a remojo. (Podemos utilizar de las que venden ya cocidas).

Mientras preparamos todo lo demás ponemos a cocer las habichuelas en agua con un poco de sal durante 1 hora aproximadamente. (Hasta que comprobemos que están lo suficientemente tiernas).

Ponemos en un cuenco con agua las almejas con un buen puñado de sal para que vayan soltando la arena. Dejamos así hasta un poco antes de utilizarlas. En ese momento quitamos el agua y en una escurridera las vamos lavando con agua y agitándolas enérgicamente para terminar de limpiar bien de arena. He comprobado que este método suele funcionar bastante bien.

Picamos la cebolla fina y sazonamos.

Picamos el puerro y sazonamos

Picamos el pimiento verde y sazonamos.

Picamos los dientes de ajo.

Picamos el perejil.

Para que sean más fáciles de comer las cigalas, con la ayuda de unas tijeras quitamos la parte interior del caparazón (el de la barriga) que es más blandito. Con esto conseguiremos extraer mejor la carne cuando las vallamos a comer.

Elaboración:

Cuando estén cocidas las habichuelas las escurrimos y enfriamos con agua fresca. Reservamos.

En una cazuela de barro con un poquito de aceite sofreímos la cebolla, el puerro, el pimiento y el ajo que teníamos picado.

Cuando comiencen a ablandarse las verduras añadimos las habichuelas, la cucharadita de pimentón, perejil fresco picado y la cucharadita de harina. Cubrimos con agua y dejamos cocer durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo añadimos las almejas y dejamos cocer 5 minutos más (hasta que se abran las almejas). El caldo debe salir un poco espeso. Apagamos y dejamos reposar.

Mientras cubrimos bien de sal la bandeja de la plancha y ponemos las cigalas sobre ella. Asamos las cigalas durante 2 o tres minutos, no más (vuelta y vuelta).

Presentación:

Colocamos dos cigalas en cada plato y sobre ellas echamos el guiso de habichuelas y almejas.

Listo.

Como siempre he comentado en mi blog publico mis experiencias con recetas tradicionales o de cocineros que las han publicado en cualquier medio. Busco las que me apetecen y procuro aprender de sus conocimientos. En esta ocasión esta receta está publicada por Iker Erauzkin en un libro titulado “Verduras y Legumbres”, un libro que me parece estupendo por su forma de explicar las recetas y de las maravillosas y sencillas combinaciones que realiza con estos elementos.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

1 comentario: