Translate

domingo, 30 de noviembre de 2014

LA MENESTRA DE PETRA

Desde hace algunos años nos hemos impuesto la buena costumbre de realizar un tramo del Camino de Santiago, elegimos el Camino Francés. Este año tocaba un tramo que partía desde Burgos (Hornillos del Camino) y que ha transcurrido por la Tierra de Campos palentina. 

Vamos tranquilos, sin prisas, disfrutando de los paisajes, de sus monumentos, impresionante el románico palentino, de sus gentes, de su gastronomía; “turigrinos” nos llamaron en Carrión de los Condes (un saludo a Mariví a la que todos agradecemos las atenciones que tuvo con nosotros en su establecimiento de casa rural “Casa Tía Paula”).

Estando en tierras palentinas no podíamos dejar de visitar a nuestros amigos Jose Luis y Rocío. Jose Luis nos acompañó en un par de etapas y Rocío nos preparó en casa, siempre tan hospitalarios, una cena, de la cual surgió la receta de la semana pasada, y una comida, en la que la madre de Rocío, Petra,  participó aportando una receta de la que Rocío nos había contado maravillas: la menestra.

Hasta ese momento, no se me había podido imaginar que en alguna ocasión iba a pedir repetir de este plato; sinceramente siempre la he comido por obligación, no encontrando nunca nada que llamara la atención en una menestra en ningún lado.

Pero esta estaba sensacional, fabulosa, Petra la ha convertido en un plato extraordinario que no tiene nada que envidiar, y sí que enseñar, a la de los grandes cocineros de nuestro país.

Sus trucos para realizarla son bien sencillos, por lo que me he atrevido a elaborarla en casa con este resultado.


Espero que os guste tanto como a mí.



Ingredientes (para 4 personas):

4 huevos, 100 gr. de judías, 100 gr. de guisantes, 100 gr. de habas ya peladas, 100 gramos de zanahorias, 100 gr. de brócoli, 100 gr. de coles de Bruselas, 4 alcachofas, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 cebolla, 2 patatas medianas, 1 vaso de caldo de carne (o de verduras), aceite de oliva y sal.

Preparación:

Troceamos las judías, las zanahorias, el brócoli, y las coles de Bruselas.

Pelamos y troceamos en cuartos las alcachofas.

Pelamos y cortamos las patatas en cuadraditos (1 cm. aproximadamente). Sazonamos.

Cortamos la cebolla y los pimientos en juliana. Sazonamos.

Elaboración:

Ponemos a hervir en agua con un poquito de sal todas las verduras, excepto los pimientos y la cebolla. 20 minutos hirviendo deben de ser suficientes para obtener el punto adecuado, no obstante iremos comprobando su estado para dar más o menos tiempo. Deben quedar “al dente”. Cuando estén, apartamos, escurrimos y enfriamos con agua fresca. Reservamos.

Por otro lado ponemos los huevos a hervir. Una vez hervidos, los pelamos y troceamos. Reservamos.

En una sartén, con abundante aceite, freímos las patatas. Cuando estén doraditas las apartamos y escurrimos bien el aceite, poniéndolas sobre papel de cocina.

En otra sartén con un chorrito de aceite, freímos a fuego no muy fuerte, la cebolla y los pimientos hasta que estén bien tiernos, cuidado de que no se nos quemen.

Cuando estén listos los pimientos y las cebollas, añadimos a esa misma sartén bien escurridas las verduras que habíamos hervido. Mezclamos todo y añadimos el vaso de caldo de carne (o verdura). Dejamos que se vaya reduciendo, removiendo de vez en cuando para que todas las verduras vayan recogiendo el sabor.

Por último, un poco antes de apartarlas del fuego, añadimos las patatas fritas y los huevos troceados. Damos unas vueltas para integrar todo bien y servimos.

Presentación: 
  
Podemos acompañar con unos trocitos de pan tostado.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

1 comentario: