Translate

domingo, 23 de noviembre de 2014

HUEVOS REBOZADOS RELLENOS DE CAMARROJAS

Ha tenido que pasar mucho tiempo desde que prometiera a Rocío que prepararía esta receta tan típica en Palencia;  hemos tenido que ir otra vez a Palencia para que Rocío nos diera una clase magistral de cómo preparar estos huevos.

A pesar de sus enseñanzas, he de decir que aún me falta un poco de práctica en su elaboración pero os aseguro que el resultado final ha sido estupendo teniendo una gran aceptación en la familia.

He comprobado que en los restaurantes y bares de Palencia, por lo menos en los que yo he visitado, estos huevos no están rellenos, pero nuestra amiga Rocío nos dijo que ella siempre los preparaba con un relleno. Podía valer cualquiera, el que tuviésemos costumbre de preparar en casa o el que se nos ocurriera. Ha dado la casualidad de que tenía en casa unas camarrojas (verdura de la familia de la escarola) y se me ha ocurrido de rellenar los huevos con esta verdura frita con unos tomates rallados  (como solemos prepararlas, aunque nos ha faltado la sardina) y la combinación ha sido espectacular, un relleno estupendo.


Espero que os guste.



Ingredientes (para 4 personas):

4 huevos, pan rallado, 1 huevo más para el rebozado.

Para la bechamel: 3 cucharadas de harina, 1 litro de leche, 1 chorrito de aceite de oliva.

Para las camarrojas: 1 manojo de camarrojas dulces (achicoria), 2 tomates, 2 dientes de ajo, 2 lonchas de jamón serrano, 1 lata de atún (normalmente para preparar las camarrojas se utiliza una sardina prensada que da un sabor estupendo), aceite y sal.

Preparación:

El día anterior preparamos la bechamel: En una sartén calentamos un chorrito de aceite. Cuando esté caliente echamos las tres cucharadas de harina y removemos inmediatamente para evitar que se pegue y se hagan grumos. Enseguida vamos echando poco a poco la leche sin parar de remover (no es necesario utilizar el litro entero). Cuando consigamos la textura deseada (tenemos que obtener una bechamel más bien espesa), la vertemos en un recipiente, la tapamos con papel film y guardamos en el frigorífico hasta su utilización al día siguiente.

Las camarrojas: Lavamos y troceamos el manojo de camarrojas. En una olla con agua y un poco de sal incorporamos la verdura y la hervimos entre 10 y 15 minutos. Pasado este tiempo las apartamos y escurrimos bien.

Rallamos los tomates, añadimos un poquito de sal y una pizca de albahaca seca.

Desgranamos dos dientes de ajo y los dejamos sin pelar.

Troceamos las lonchas de jamón en pedacitos pequeños.

Escurrimos y desmenuzamos bien una lata pequeña de atún.

Los huevos: hervimos los huevos, quitamos la cascara y partimos por la mitad, separando la yema dejando solo la clara hervida.

Elaboración:

En una sartén calentamos un chorrito de aceite y comenzamos a sofreír a fuego no muy fuerte los dos tomates rallados. Incorporamos también los dos dientes de ajo sin pelar. Vamos removiendo continuamente para evitar que se queme el tomate y cuando lo veamos bien sofrito incorporamos las camarrojas. Rehogamos bien con el tomate durante 3 o 4 minutos y poco antes de acabar añadimos los trocitos de jamón y el atún. Mezclamos bien y apartamos.

Rellenamos el hueco dejado por la yema en los huevos con las camarrojas que hemos frito. Añadimos un poquito de la yema desmenuzada sobre ella.

Cogemos una cucharada colmada de la bechamel que habíamos preparado el día anterior y la ponemos sobre la palma de la mano untada con harina para que no se nos pegue, aplastamos bien hasta que nos cubra toda la palma y ponemos sobre ella un trozo de huevo relleno envolviéndolo con esta masa, procurando darle la apariencia de un huevo entero, así uno por uno.

Batimos un huevo como para tortilla y empapamos bien los huevos rellenos. Pasamos enseguida por pan rallado como si preparásemos una croqueta.

Calentamos en una sartén abundante aceite y vamos friendo en el los huevos rellenos. Cuando estén doraditos apartamos y secamos sobre papel absorbente.

Presentación: 
  
En esta ocasión, al utilizar las camarrojas, se me ocurrió poner las camarrojas que sobraron junto con los huevos en una fuente. Podemos espolvorear un poquito de yema desmenuzada sobre los huevos.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

4 comentarios:

  1. Muy apetecibles, seguro que a mi marido le gusta mucho.Buenas noches.Bsss

    ResponderEliminar
  2. Hola JOSE Ramón ,me alegra ver publicado la receta de huevos con basamel y la buena presentación que has echo de ella y de mí. Muchas gracias y espero que sigas practicando e inventando nuevas combinaciones. Un saludó desde Palencia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros por las atenciones que tuvisteis con nosotros. Pues prepárate que el próximo domingo pienso publicar la Menestra de Petra. Me gustó muchísimo y espero hacerla a menudo en casa. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar