domingo, 25 de mayo de 2014

HOJALDRE CON CREMA PASTELERA Y FRUTAS

Este Domingo me he atrevido con un postre. Quiero ir probando poco a poco a elaborar dulces y postres, algo que, no sé el motivo, me cuesta un poco.

Sé que hay cosas en esta receta que no han salido todo lo bien que debiera, la crema pastelera me hubiese gustado que estuviese más densa; pero bueno, como alguien dijo “Aquel que no ha fracasado es porque nunca ha intentado algo nuevo” y al final tampoco está tan mal, el sabor de este postre ha resultado exquisito, el hojaldre ha salido muy bien y al final algo hemos aprendido.

He utilizado frutas de temporada, por lo que pienso que podréis utilizar en cada momento las que más frescas estén y las más habituales en vuestra zona.

Me he basado para esta receta en los consejos escritos en el libro “Postres” por  Iker Erauzkin, al que ya he nombrado en alguna que otra ocasión porque me encanta su forma de explicar las recetas y las ideas tan estupendas que aporta.

Espero que os guste el postre, y si lo probáis a hacer que os salga mejor que a mí.



























Ingredientes (para 4 personas):

½ litro de leche, 8 yemas de huevos, 225 gr. de azúcar, 50 gr. de harina de maíz, 1 naranja, 2 fresas, 2 albaricoques, ½ copita de licor de naranja, 1 rama de vainilla y una placa de hojaldre.

Preparación:

Abre la rama de vainilla.

Separa la yema de los huevos y reserva en un bol.

Ralla la piel de la naranja y resérvala.

Corta en rectángulos el hojaldre.

Trocea la fruta en pedacitos pequeños.

Elaboración:

Cuece la leche junto a la vainilla abierta. Deja que aromatice a fuego lento hasta que arranque a hervir.

Mientras tanto, mezcla las yemas de huevo con la mitad del azúcar (125 gramos) y la harina de maíz y, cuando la leche haya hervido, añádelas al cazo. Aparta del fuego y, sin dejar de batir disuelve bien en la leche.

Volvemos a poner en el fuego y seguimos removiendo evitando que la leche hierva.

Cuando veamos que la crema espesa considerablemente retira del fuego y cuela para eliminar la vainilla.

Añadimos la ralladura de naranja y la ½ copita de licor de naranja, mezclamos bien y dejamos enfriar.

Cogemos los trozos de hojaldre y espolvoreamos con el resto del azúcar.

Los colocamos en una bandeja del horno y los tapamos (con otra bandeja, o con papel de aluminio), para que el hojaldre no crezca y el azúcar no se queme en exceso y horneamos a 180º durante 15 minutos. El hojaldre debe quedar crujiente y el azúcar debe haber caramelizado. Sacamos y dejamos enfriar.

Presentación:

Sobre cada trozo de hojaldre, colocamos unos trocitos de la fruta, cubrimos con la crema pastelera y volvemos a poner otros trocitos de fruta encima.

Podéis adornar como queráis. Aquí utilice unos pétalos de flores secas que encontré en la tienda y que dieron vistosidad a la presentación.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario