domingo, 12 de enero de 2014

TRIGO PICAO

     De nuevo a vueltas con la tradición y con las costumbres de la huerta. Una receta que utiliza todos los productos que se cultivan en nuestra tierra para conseguir un estupendo guiso a un coste realmente económico. 

     Destaca en este plato la utilización del trigo como ingrediente principal y diferenciador, siendo un plato casi único en la gastronomía española en el que se utiliza de esta manera.

     Los granos de trigo se pican en un mortero muy suavemente, solo para descascararlos. Quitada la cascara se lavan bien para eliminar las impurezas y dejar el grano limpio. Recuerda mi padre que antiguamente en la huerta, en la época de su recolección, se utilizaba un recipiente más grande donde se echaba más cantidad de trigo y se picaba con el mango de un legón; después se limpiaba como ya he dicho y se guardaba para ir utilizándolo durante todo el año.

     Hoy en día podemos comprar el trigo ya limpio en la tienda. No es difícil encontrar este producto en una tienda tradicional, y, aunque no es una comida muy habitual en estos tiempos, sí que es un plato que aún se debe bastante, ya que existe una comercialización más o menos normal. Es cierto que este plato lo conservan en su carta algunos restaurantes de la zona.

     Al parecer es un plato típico de la provincia de Alicante y del sur de la provincia de Valencia, donde se utiliza con diferentes ingredientes. En la zona de Alicante y de la montaña se acompaña de carne, denominándose Olleta de blat, o Triguíco en la zona de Villena, o Blat picat en la zona valenciana; en la parte sur de Alicante, la Vega Baja del Segura y Bajo Vinalopó, comarcas huertanas por excelencia, se utilizan solo verduras y legumbres, siendo un plato 100% vegetariano.
       
     Una receta que debemos hacerla más habitual en nuestros hogares por su contenido saludable, su sabor y su coste económico.

      Os gustará.

 


 

 Ingredientes (para 4 personas): 

       

250 gramos de trigo picado, 200 gramos de garbanzos, 200 gramos de patatas, 100 gramos de acelgas, 100 gramos de judías verdes, 100 gramos de cardos, 100 gramos de calabaza, 1 nabo, 1 chirivía, 1 cebolla, 1 tomate, sal, aceite, azafrán, pimentón dulce y 1 sobrecito de colorante alimentario. (Podemos añadir alcachofas también)
 

 


 

Preparación:

           La noche anterior se ponen a remojo los garbanzos y el trigo picado.

           Se lavan y trocean las bleas.

           Se cortan los cardos en trozos y se limpian bien los nervios.
          
           Se trocean las judías.

           Se trocea la calabaza.

           Se pelan las patatas, el nabo y la chirivía y se lavan bien.

           Se pica la cebolla y se ralla el tomate.

 

Elaboración:

           En una olla se echan los garbanzos y el trigo picado junto con 2 litros y medio de agua, sazonamos y dejamos hervir durante 30 minutos.

           Mientras tanto en una sartén, con una cucharada de aceite sofreímos la cebolla y el tomate. Cuando esté sofrito se aparta y se añade 1 cucharada de pimentón dulce, se remueve bien y se reserva.

           Pasados los 30 minutos de cocción de los garbanzos y del trigo, se añaden todas las verduras, el nabo, la chirivía y la calabaza y se deja hervir todo otros 40 minutos.

           Pasado ese tiempo incorporamos el sofrito que teníamos hecho, las patatas, unas hebras de azafrán, el colorante alimentario y volvemos a sazonar. Dejamos cocer otros 20 minutos más. Durante este tiempo vamos probando de gusto y rectificando de sal, el trigo suele endulzar un poco el guiso.

          Terminado este tiempo apartamos y dejamos reposar unos 10 minutos antes de servir.

          Servimos en platos apartando el nabo y la chirivía.

          Listo



Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

5 comentarios:

  1. Uhmmm... la pinta es deliciosa, y sin duda como tú dices muy muy sana y nutritiva. Buscaré un sucedáneo del trigo (soy celíaca) y probaré la receta.
    La pinta es excelente.
    Ya te contaré...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que encuentres ese sucedáneo. La gracia de este plato está en el trigo, pero creo que estará igual de delicioso con otro producto. Quizás con arroz...

      Eliminar
  2. He visto tu foto nada más abrir el pc y tiene una pinta deliciosa y muy saludable. He pasado unos días por toda esa zona que me encanta y me he probado la Olleta que me gustó mucho, me han dado la receta y en ello estoy. Es un pote distinto al del norte y me ha llamado la atención. Doy fe que es muy rico. Saludos.

    ResponderEliminar