domingo, 30 de junio de 2013

PIERNA DE CORDERO ASADA AL AROMA DE ANIS Y CANELA


              Esta semana estuve buscando una receta con carne (nos apetecía para el próximo domingo) y me puse a ojear un libro que tengo en casa de Iker Erauzkin “Carne”, en el que desarrolla un buen número de recetas con todo tipo de carnes y maneras de cocinarla

               Esta receta que voy a reproducir me llamó la atención; aplicando mis dos premisas a la hora de buscar una receta: la curiosidad, ¿cómo puede combinar el anís y la canela en un asado de cordero?, y la sencillez, es tremendamente fácil de elaborar y no necesita ningún conocimiento ni técnica extraordinaria. Esta es la mía pensé.

               El resultado, extraordinario, una carne tierna, sabrosa.

               El libro, “Carne”,  extraordinario, variedad en recetas de carne y en formas de guisarla.

               El autor, Iker Erauzkin, extraordinario, realiza combinaciones, soluciones y presentaciones maravillosas.

               Mi aportación, la guarnición de patatas asadas que acompañaron a la carne, resultaron buenísimas.

               Hoy no espero que os guste…………., estoy seguro que os gustará.
 

-Ingredientes (para 4 personas):


         1 pierna de cordero deshuesada, el zumo de 2 limones, 3 estrellas de anís, 1 cabeza de ajo, ½ rama de canela, 150 ml. de vino blanco (un poco mas de medio vaso), aceite de oliva, sal, pimienta, 4 patatas, una cucharada de harina de maíz (Maizena) y una cucharada de manteca de la caldera.
 -Preparación:        
          La noche anterior se deja reposar la pierna de cordero en un recipiente cubierta con agua, un buen puñado de sal y el zumo de los dos limones.
          A la mañana siguiente se escurre la pata y se ata formando un rulo.
          Se pelan las patatas y se cortan longitudinalmente en trozos de un centímetro de grosor, se hacen unos cortes transversales y longitudinales en cada uno de los trozos, se untan con un poquito de manteca de la caldera y se salpimentan al gusto.
  -Elaboración:         
                  En la bandeja del horno se pone una lámina de papel vegetal, sobre ella los trozos de patata y se echa un chorrito de aceite de oliva (muy poco) a los trozos. Se meten en el horno a 180º durante unos veinte minutos. Cuando estén listas (pinchar con un cuchillo o tenedor para comprobarlo) sacar y reservar.
                  A continuación se salpimenta el rulo que hemos realizado con la carne y lo colocamos en el recipiente en el que vamos a realizar el asado. Se acompaña de las estrellas de anís, del trocito de canela y de la cabeza de ajo. Se echa un chorrito de aceite y el vino blanco.
                  Metemos el recipiente en el horno a 180º asamos durante 45 minutos, dando una vuelta a la carne de vez en cuando para que se vaya cociendo bien por todas las partes.
                   Una vez que el cordero esté bien asado se saca del horno y se pone el recipiente sobre el fuego, echamos un vaso de agua con una cucharada de harina de maíz (maicena) diluida en el recipiente para y dejamos que hierva para que recupere los jugos del asado.
    -Presentación:         
                    Se corta el rulo de cordero en medallones y se rocía con la salsa que hemos conseguido al final. Se acompaña de las patatas asadas que hemos preparado.
              Listo.
Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario