Translate

domingo, 17 de febrero de 2013

ENSALADA DE MEJILLONES CON ALBAHACA


              Acabo de adquirir un libro sobre las hierbas que se utilizan en la cocina. Lo titula su autor, Karin Leiz “Cocinar con hierbas de muchas maneras”, y en él nos explica las características de las hierbas que son más comunes en la utilización gastronómica en nuestro entorno geográfico. Acompaña estas explicaciones ejemplos prácticos de la utilización de cada una de ellas en la cocina, aportando numerosas recetas en las que intervienen cada una de estas hierbas. Muy útil en todos los aspectos.

              He buscado una receta (de origen francés) en la que interviene la albahaca, que me ha llamado la atención, primero por su sencillez, y segundo por la utilización de los mejillones en una ensalada. La hemos probado y la verdad es que ha resultado una combinación perfecta.




 

-Ingredientes (para 4 personas):





         1 kilo y ½ de mejillones, 1 cebolla, 1 escarola, ½ cucharadita de tomillo, 1 cucharadita de albahaca seca (se puede (se debe) usar albahaca fresca pero en esta época no encontré) , 2 dientes de ajo, aceite de oliva virgen, vinagre de jerez, sal y pimienta.


-Preparación:        





         Se limpian bien los mejillones.
        Se pica la cebolla.
        Se lava bien la escarola y se trocea.        


    -Elaboración:      

               En la cacerola donde vamos a abrir los mejillones, echamos un chorrito de aceite y comenzamos a sofreír la cebolla picada y media cucharadita de tomillo. Cuando la cebolla empiece a adquirir color, incorporamos los mejillones y tapamos la cacerola. Cocer a fuego vivo, removiendo la cacerola de vez en cuando para que se abran bien todos.




              Cuando veamos que están abiertos, apartamos del fuego y dejamos enfriar. Apartamos las valvas de las conchas y reservamos hasta que estén bien fríos.
              Por otro lado, en un mortero, picamos los dos ajos y la cucharadita de albahaca hasta conseguir una pasta. Ligamos esta pasta con aceite de oliva (seis cucharadas aproximadamente, una cucharada de vinagre, un poquito de sal y una pizca de pimienta.
                Vertemos esta salsa sobre las valvas de los mejillones, con un poquito del caldo de la cocción de los mismos y dejamos macerar durante 30 minutos.                    

 

    -Presentación:




                 En la fuente donde vamos a realizar la ensalada ponemos primero un lecho de escarola bien escurrida y sobre ella incorporamos los mejillones, con el jugo del macerado. Si fuese necesario echamos un chorrito de aceite de oliva y un poquito de sal.
                 Listo.

     Importante:  Tanto el texto como las imagenes publicadas en este blog estan protegidas bajo una  licencia.

2 comentarios:

  1. Los mejillones son una delicia al menos para mi un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, están buenísimos, si los pruebas de esta forma te gustarán.

      Eliminar