domingo, 26 de febrero de 2017

POLLO EN SALSA DE VERDURAS CON GUARNICIÓN DE PATATAS FRITAS/ Chicken in vegetable sauce with chips

Las recetas sencillas, las recetas económicas y saludables, las que se tienen que realizar en casa en el día a día, esas recetas son las que tendríamos que proclamar como la verdadera gastronomía, fuera de malabarismos imposibles para cualquier persona no instruida en estos menesteres y fuera de ingredientes caros y difíciles de conseguir de una forma normal.

El pollo en salsa es uno de esos platos que todo el mundo conoce. La carne de pollo es posiblemente de las más utilizadas y seguramente también de las más económicas. Gusta a todo el mundo en la familia y podemos elaborarla de muchísimas formas distintas, lo cual posibilita que no se haga monótona.

Esta es una de ellas, facilita y con un sabor estupendo.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas): 
   
4 muslos de pollo (podemos utilizar un pollo troceado), 1 cebolla grande, 2 puerros, 2 zanahorias grandes, 3 dientes de ajo, 2 hojas de laurel seco, ½ vaso de vino blanco, 1 cucharada pequeña de maicena (harina refinada de maíz), 2 vasos de agua, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta.

Para las patatas:

3 patatas medianas, aceite y sal.

Preparación:

Cortamos en 2 los muslos de pollo por la mitad, separando el contramuslo del muslito. Quitamos la piel y salpimentamos.

Pelamos y picamos la cebolla en trozos pequeños y sazonamos.

Lavamos bien los puerros y retiramos un par de capas exteriores. Cortamos en rodajitas y sazonamos.

Pelamos las zanahorias y las cortamos en tres o cuatro trozos cada una.

Pelamos y cortamos en láminas los dos dientes de ajo.

Llenamos un vaso de agua y mezclamos en ella la cucharita de maicena disolviéndola bien.

Pelamos las patatas, las lavamos bien y las cortamos en bastoncitos. Sazonamos.

Elaboración:
                                       
En una cazuela lo bastante amplia ponemos a calentar el aceite de oliva a fuego fuerte y cuando esté lo suficientemente caliente añadimos los trozos de pollo para dorarlos. Tenemos que dorarlos bien por ambas partes por lo que sería conveniente y incorporándolos poco a poco. Cuando estén dorados los vamos sacando de la cazuela y los reservamos.

En el mismo aceite, pero a una temperatura más suave, comenzamos a sofreír todas las verduras (la cebolla, los puerros, las zanahorias y el ajo) y las hojas de laurel durante unos 10 minutos aproximadamente.

Cuando veamos las verduras en su punto añadimos el ½ vaso de vino y volvemos a subir el fuego. Cuando haya reducido el vino añadimos los trozos de pollo, el vaso con la maicena diluida y otro vaso más de agua. Dejamos cociendo a fuego medio durante una media hora con la olla tapada. Removemos de vez en cuando para comprobar que las verduras o la carne no se pegan y evitar que se nos queme.

Pasado ese tiempo reducimos un poco el fuego y seguimos cocinando para que el pollo se ablande y se espese la salsa. Debemos ir revisando el guiso puesto que dependiendo del fuego que tengamos tardará más o menos tiempo. Siempre deberemos vigilar que no se nos queme.

Mientras podemos y haciendo las patatas. En una sartén amplia calentamos abundante aceite de oliva. Cuando este bien caliente añadimos las patatas y freímos a fuego fuerte hasta que estén doraditas.

Cuando estén en su punto sacamos de la sartén y escurrimos bien en una fuente con papel de cocina.

Presentación:

En cada plato ponemos dos trozos de pollo, con unos trocitos de zanahoria y un cucharon de salsa. Añadimos a un lado unas patatas fritas.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada