domingo, 19 de febrero de 2017

ENSALADA DE COL LOMBARDA Y CALABAZA, CON PARMESANO Y MERMELADA/ Red cabbage and pumpkin, with parmesan and marmalade

Las ensaladas son un plato fundamental en nuestra alimentación para conseguir un equilibrio de la misma encaminado a obtener una nutrición saludable.

Por eso debemos hacer que una ensalada sea divertida, que no nos sean monótonas y podamos disfrutar de una variedad de sabores y texturas que nos sorprendan a cada momento.

En esta receta se combinan unos productos que no son demasiado normales en las ensaladas, la col lombarda y la calabaza, y los vamos a aderezar con unos ingredientes también poco habituales, el queso parmesano y la mermelada. El resultado, además de llamativo visualmente, es muy sabroso.

La mermelada que podemos utilizar es la que más nos guste a nosotros, pero también podemos intentar probar nuevos sabores en cada ocasión. La que he utilizado en esta receta es una mermelada que por casualidad tenía en casa y que tuve el atrevimiento de utilizar, mermelada de manzana con café de Colombia, y la verdad es que hemos conseguido un sabor delicioso.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas): 
   
200 gramos de col lombarda, 100 gramos de calabaza, 30 gramos de queso parmesano, 2 cucharadas de mermelada, 3 cucharadas de pipas de calabaza, aceite de oliva y sal.

Preparación:

Cortamos en juliana lo más fina posible la col lombarda.

Rallamos la calabaza ya pelada.

Rallamos el queso parmesano. 
                      
Elaboración: 
                                       
En la bandeja del horno cubierta de papel vegetal ponemos una capa fina de queso rallado en forma circular del tamaño de un vaso de agua. Precalentamos el horno a 180º metemos la bandeja y fundimos el queso (3 o 4 minutos sobraran) tenemos que tener cuidado de que no se queme. Sacamos enseguida y dejamos que se enfríen. Despegamos la lámina con cuidado y reservamos.

En un bol mezclamos la col lombarda, la calabaza, 2 cucharadas de pipas de calabaza, 1 cucharada de mermelada, un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Removemos todo bien.

Presentación:

Con un molde emplatamos las verduras y colocamos encima una lámina de queso fundido. Añadimos unas pipas de calabaza esparcidas sobre el plato y ponemos una cucharadita de mermelada en un lado del mismo.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada