Translate

domingo, 1 de noviembre de 2015

MEJILLONES CON VINAGRETA DE LENTEJAS

Creo que es muy importante seguir las tradiciones en la cocina de cada lugar, conservar las recetas de nuestros mayores, preservar las costumbres y promover los productos autóctonos que son base en la economía de nuestros pueblos y comarcas. Platos sencillos, con sabores insuperables que han sido, y debieran de ser, representación de nuestra identidad y orgullo de nuestros productos y de su elaboración para compartir con quienes nos visitan.

Pero también pienso que es importante estar abiertos a otras costumbres, asimilar nuevos sabores y distintas formas de entender la cocina, eso sí, sin volvernos locos, aprender poco a poco y sobre todo valorar la riqueza de otras gentes y otras formas de entender las cosas.

Pienso también que es muy importante aportar variedad a nuestro menú, buscar nuevas cosas que nos sorprendan y que hagan amena nuestra alimentación, que en definitiva es lo importante. No debemos comer por comer, sino de intentar disfrutar de esos momentos cotidianos plenamente. Nos sentiremos mejor.

Espero que os guste esta receta que os presento hoy y que la podáis disfrutar.



Ingredientes (para 4 raciones):

1 kilo de mejillones, 1 cebolla, 6 cucharadas de aceite, 1 cucharada de harina, 1 vaso de vino blanco seco, 8 cucharadas de nata líquida, 2 cucharadas de perejil picado, 2 hojas de laurel, 150 gramos de lentejas cocidas (podemos utilizar las que vienen ya cocidas).

Preparación:

Lavar y limpiar bien los mejillones bajo el grifo, eliminando todas las impurezas que llevan adheridas a su concha.

Pelar y picar la cebolla.

Picar un ramillete de perejil.

Escurrimos bien las lentejas.

Elaboración:

Poner en una cacerola los mejillones con el vino blanco y las hojas de laurel. Tapar y acercar al fuego hasta que se abran.

Cuando estén abiertos apartar del fuego y sacar los mejillones y reservarlos.

Colar el caldo de la cocción y reservarlo también.

En una sartén, lo bastante grande para que cojan los mejillones que hemos abierto, calentar el aceite y sofreír, a fuego no muy fuerte, la cebolla picada hasta que esté blanda. Espolvorear sobre ella en ese momento la cucharada de harina y remover sin que llegue a tomar color.

Añadir enseguida el caldo de la cocción de los mejillones, incorporar el perejil picado y cocer a fuego suave durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo apartamos y pasamos por el chino esta salsa. Volvemos a verterla en la sartén e incorporamos la nata y las lentejas bien escurridas.

Añadimos los mejillones y damos unos hervores todo junto. Comprobamos el punto de sal y corregimos si lo consideramos necesario, aunque por regla general esto no debería suceder.

Presentación:

Cubrimos una fuente con la salsa de las lentejas y ponemos sobre ella los mejillones sin quitar la cáscara. Es conveniente no dejar enfriar, que esté un poquito templado, a la hora de servir.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

3 comentarios:

  1. Que curioso nunca se me hubiera ocurrido mezclar mejillones con lentejas!! Habra q probar. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pensé yo cuando vi la receta, pero las lentejas es uno de esos productos que combina bien con todo. Gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Que curioso nunca se me hubiera ocurrido mezclar mejillones con lentejas!! Habra q probar. Un saludo

    ResponderEliminar