domingo, 16 de agosto de 2015

APFELSTRUDEL

El apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico de la cocina austriaca y del sur de Alemania cuyos orígenes pueden remontarse a la cocina árabe.

Podemos hacer nosotros mismos la pasta que envuelve la manzana, pero en esta ocasión he optado por utilizar la opción más sencilla de usar pasta filo ya preparada, que para quienes no tenemos gran experiencia es una buena opción.

El relleno de esta pasta siempre es manzana, pasas, azúcar y canela; a partir de aquí podemos incorporar todo lo que se nos pueda ocurrir para aromatizar este postre. Podemos utilizar ron para aromatizar las pasas, piñones, nueces o almendras….o cambiar las uvas pasas por ciruelas pasas u orejones. La verdad es que tenemos muchas opciones. Las mías en esta receta, después de ver varias, han sido incorporar semillas de sésamo y unos trocitos de una especie de gominolas de jengibre que encontré en el mercado y que no sabía cómo utilizar. Este elemento da un sabor muy fuerte, picante, pero muy rico, por lo que tenemos que tener cuidado en la cantidad que utilizamos.

Hemos empleado para acompañar este postre un helado de vainilla, como es habitual en su lugar de origen, que encontré en el mercado y que llevaba unos trocitos de nueces de macadamia que ha resultado estupendo.


Espero que os guste.



Ingredientes (para 4 raciones):

4 manzanas Golden, 100 gramos de azúcar, 50 gramos de uvas pasas, 4 hojas de pasta filo, ½ limón, 1 cucharadita de canela en polvo, 1 cucharadita de sésamo, 1 cucharadita de gominolas de jengibre y una nuez de mantequilla.

Preparación:
                                                           
Pelamos las manzanas y troceamos en cuadraditos de 1x1 aproximadamente. Rociamos con zumo de limón y reservamos.

Troceamos las gominolas de jengibre en trocitos muy pequeños.

Derretimos la mantequilla.

Elaboración:

Estiramos las hojas de pasta filo sobre la mesa de trabajo y ponemos en un extremo de la pasta una buena cucharada de trozos de manzana, una pizca de sésamo, un poquito de canela, una pizca de jengibre y unas uvas pasas.

Cerramos la pasta filo formando una especie de canelones y los pintamos con la mantequilla que tenemos derretida.

Echamos sobre estos canelones unos granos de sésamo e introducimos en el horno a 180º durante 20 minutos.

Presentación:

Acompañamos los strudel con unas bolitas de helado de vainilla o con alguna crema de vainilla.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario