domingo, 14 de junio de 2015

HUEVOS DE TRES SABORES

Tres sabores para sorprender, de eso se trata. Encontrar nuevas sensaciones para iniciar una comida de una forma diferente, divertida, que cree cierta expectación e interés en lo que viene después.

¡¡¡Uhmm!!! ¿Qué lleva esto?, ¡¡¡Que rico!!!, ¡Este tiene un sabor muy fuerte, no se, no me gusta mucho!, ¡Está picante!....., son comentarios que podremos oír y que de alguna manera nos van a introducir a todos los comensales en un intercambio de pareceres, en una expectativa sobre lo siguiente, sin ninguna otra pretensión que pasar un rato agradable.

En cada sitio estamos acostumbrados a unos sabores, a unos productos, a una forma combinarlos, y parece que seamos reacios a buscar algo diferente, algo que cambie un poco la monotonía en nuestra percepción de la comida. Y sin embargo es algo que tenemos que practicar de vez en cuando. Combinar la tradición con algo de innovación es algo que nos viene muy bien. No necesitamos productos exóticos, ni elaboraciones complicadas, ni técnicas rebuscadas; utilizar los productos que tenemos a mano, un poco de imaginación y un poco de interés en aprender de los demás es suficiente para descubrir algo distinto.

Una tapa fresca, sencilla, agradable y, como he dicho antes, divertida.
Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 raciones):

8 huevos, 8 puntas de espárragos verdes en conserva, 2 zanahorias pequeñas, 4 o 5 aceitunas rellenas (de anchoas o pimiento), 4 cucharadas de mayonesa, 1 cucharada de menta fresca, 2 cucharadas de pistachos picados, 3 cucharadas de pan rallado, 1 diente de ajo, unas gotas de tabasco, 1 sobrecito de azafrán en polvo, 1 cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta recién molida.

Preparación:  
                                                         
Hervimos los huevos en una olla pequeña durante 6 minutos contados desde que comience a hervir el agua. Apartamos, refrescamos y los pelamos. Los partimos por la mitad transversalmente y separamos las yemas que las rallamos.

Rallamos las zanahorias.

Picamos las aceitunas.

Escurrimos y picamos las puntas de espárragos.

Picamos la cebolla y los dientes de ajo y los sazonamos.

Limpiamos bien el champiñón y troceamos. Sazonamos.

Machacamos bien el diente de ajo y lo mezclamos con el pan rallado.

Elaboración:

En un bol mezclamos la zanahoria con parte de las yemas de huevo ralladas, añadimos una cucharada de mayonesa, el azafrán en polvo, el aceite de oliva y unas gotas de tabasco y un poquito de sal.

En otro bol aparte mezclamos las puntas de espárragos picadas con otra parte de las yemas de huevo picada, la cucharada de menta fresca, una cucharada de mayonesa, un poquito de sal y un poquito de pimienta molida.

Por último en otro bol mezclamos las aceitunas con el resto de las yemas de huevo picadas y una cucharada de mayonesa.

Rellenamos las claras de los huevos con las diferentes mezclas.

Los rellenos de zanahoria los decoramos con pistacho picado por encima y los de olivas los cubrimos con el pan rallado con ajo, y a los de espárragos podemos añadir, si queremos, unas gotitas de tabasco.

Espolvoreamos sobre todos un poquito de yemas ralladas que habremos reservado.

Listo.

(En el libro de Valérie Berry “Tapas en tres pasos” podréis encontrar unas recetas de tapas sencillas, originales y estupendas, un pequeño gran libro.)

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

2 comentarios:

  1. Qué original presentar así los huevos rellenos. A nosotras en casa nos encantan de todas las maneras así que probaremos a ver como nos salen con tu propuesta!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siempre es bueno buscar sabores nuevos. Luego nos podrán gustar (yo creo que si) mas o menos pero siempre se consigue la sorpresa.

      Eliminar