Translate

domingo, 5 de abril de 2015

SALPICÓN DE POLLO

La imaginación y la variedad en la elaboración de las comidas hacen que podamos disfrutar todos los días de unos ingredientes sencillos, de los que disponemos siempre en casa. Sin necesidad de grandes técnicas culinarias, sin necesidad de un coste elevado a la hora de comprar los productos, conseguimos unos platos estupendos, saludables, dignos del menú del mejor restaurante.

Otra receta saludable y muy sencilla, para preparar incluso el día anterior y tenerla lista sin necesidad de recalentar a la hora de comer.


Espero que os guste.



Ingredientes (para 4 personas):

600 gr. de pollo (1 pechuga), 2 tomates, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 huevo, 1 pimiento verde, 125 gramos de guisantes hervidos (en conserva), 1 diente de ajo, 1 cucharada de alcaparras, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre de jerez, perejil, sal  y pimienta.

Preparación:

Limpiamos y lavamos bien la zanahoria, el pimiento y los tomates, secar bien y cortarlos en cuadraditos.

Picamos la cebolla.

Enjuagar y escurrir los guisantes.

Cortar la pechuga en filetes un poco gruesos y salpimentar.

Elaboración:

Cocer el huevo en un cazo con agua con sal durante 10 minutos. Refrescarlo con agua fría, pelarlo y picarlo.

Asar la pechuga y cortarla en dados.

Poner todos los ingredientes en una ensaladera y mezclarlos bien.

En un mortero poner un ramillete de perejil cortado, el ajo, las alcaparras y un poco de sal y majarlo bien.

Añadir 4 cucharadas de aceite y 1 de vinagre al majado y mezclarlo todo bien.

Añadir esta mezcla a la de verduras y pollo y remover bien para incorporar bien los sabores.

Tapar con un film el recipiente y dejar reposar como mínimo 2 horas en el frigorífico.

Presentación:

Servir en frío acompañándolo de unas tostadas.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario