Translate

domingo, 11 de enero de 2015

ALCACHOFAS REBOZADAS

Estamos en época de disfrutar del producto estrella de nuestra huerta, la alcachofa. Es impresionante la cantidad recetas que podemos preparar con esta hortaliza para todo tipo de platos, guisos, guarniciones, aperitivos, ensaladas, primeros platos, salsas, cremas…., un producto saludable que podemos hacer combinar en cualquier ocasión con un resultado espectacular.

La receta que os presento hoy es muy sencilla, sin ningún tipo de complicaciones. La utilizamos por nuestra zona para comenzar una comida de una forma agradable, unos bocaditos que nos dejan una sensación estupenda de sabor y textura con la que iniciar una buena comida en compañía de amigos o familiares.

Un entrante perfecto, para disfrutarlo.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 4 personas):

4 alcachofas, 1 huevo, pan rallado, 1 limón, sal, aceite de oliva.

Preparación:
                                        
Se pelan las alcachofas, quitando las hojas exteriores más duras y cortando la parte superior de la cabeza y el rabo, dejando solo el corazón. Inmediatamente de esta acción se impregnan bien de limón restregándolas con una mitad del mismo y las echamos en un bol con agua en la que previamente hemos  escurrido la otra mitad.

Elaboración:

En una olla con agua añadimos un poquito de sal e incorporamos las alcachofas. Dejamos cocer durante 15 minutos. Las alcachofas deben quedar tiernas pero enteras, al dente. El tiempo es orientativo, vosotros sois los que tenéis que controlar la textura deseada.

Cuando estén cocidas, apartamos del fuego, las escurrimos bien y dejamos enfriar.

Cuando estén frías partimos cada pieza de la alcachofa que hemos hervido en cuatro trozos.
En un bol batimos un huevo con un poquito de sal.

En un plato echamos pan rallado.

Incorporamos los cuartos de la alcachofa primero al bol del huevo batido, empapando bien cada trozo y luego lo pasamos al plato del pan rallado cubriéndolo con una capa de pan homogénea.

Ponemos una sartén con abundante aceite en el fuego, y cuando este bien caliente vamos incorporando las alcachofas rebozadas.

Vamos apartando los trozos cuando veamos que están doraditos y los vamos poniendo en un plato con un papel de cocina para que escurran bien el aceite.

Presentación: 
  
Ponemos las alcachofas rebozadas en una fuente para el centro de la mesa. Podemos acompañarlas con una salsa con una textura suave. En esta ocasión he utilizado una salsa tártara, pero también podemos utilizar una salsa cesar, o una salsa rosa, o cualquier otra de este tipo que nos guste particularmente.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

6 comentarios:

  1. Genial! me lo apunto y comparto! te invito a pasarte por mi página ;)

    ResponderEliminar
  2. Hace mucho que no las pongo, te podía decir que años y ahora que las veo me está entrando ganitas huuuuu.Buenas noches amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho despertar buenos recuerdos. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Están muy buenos ,lo voy ha preparar de entrada

    ResponderEliminar
  4. Están muy buenos ,lo voy ha preparar de entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás, las alcachofas siempre están riquísimas esta es una forma muy agradable de tomarlas.

      Eliminar