domingo, 20 de enero de 2013

ALMEJAS A LA MARINERA


              Echando un vistazo por la web, y por varios libros, he observado que bajo este nombre de “almejas a la marinera” hay una enorme cantidad de recetas que explican de una forma diferente su elaboración. Todas tienen en común las almejas, el vino y el perejil, pero en lo demás puedes encontrar de todo.

    Por el aspecto y por los ingredientes todas tienen que estar muy ricas.

   Esta es la forma que yo he visto prepararlas y que me han enseñado, espero que os guste.


-Ingredientes:


         600 gr. de almejas, 3 tomates maduros, 1 cebolla, 3 cucharadas de salsa de tomate, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 dientes de ajo, ½ vaso de vino blanco seco, ½ vaso de caldo de pescado, 1 cucharada de harina, 3 cucharadas de perejil picado, albahaca, eneldo y sal, 1 guindilla (cayena seca) de forma opcional.

         No me atrevo a deciros que las almejas tienen que ser de una u otra especie porque en cada zona prima una en concreto. Tampoco tenemos que volvernos locos porque hoy en día prima sobre todo la economía y tendremos que utilizar la que se encuentre dentro de nuestras posibilidades. Solo tenemos que intentar que las almejas sean frescas.

         Tampoco podemos aconsejar un tipo de vino u otro, en cada zona de España existen unos vinos extraordinarios y cada uno debe utilizar el que más le apetezca

-Preparación:        


         Limpiar bien las almejas en agua con un buen chorro de vinagre, tener a remojo durante una o dos horas. Pasado este tiempo escurrir bien y remover las almejas bajo el chorro del grifo. Eliminar las almejas rotas.

         Picar la cebolla y los dientes de ajo.

          Escaldar los tomates para quitar la piel, quitar las semillas y trocear. Salar y echar albahaca picada y eneldo (una pizca).

         Picar el perejil.

    -Elaboración:         


              En una sartén se abren las almejas. Se cuela bien el caldo resultante y se  quita unas de las conchas.

              Lavar bien la misma sartén y calentarla de nuevo.

              Echar el aceite y sofreír la cebolla y el ajo con cuidado de que no se queme.

               Cuando esté bien pochada, incorporar la salsa de tomate primero, dar unas vueltas e incorporar la cucharada de harina, mezclar bien e incorporar el tomate picado.

              Freír 6 o 7 minutos e incorporar el ½ vaso de vino. Dejar hervir bien para que se evapore el alcohol.

             En ese momento incorporar el ½ vaso de caldo de pescado y el caldo que han  soltado las almejas. Dejar hervir.

               A media cocción incorporar las almejas y el perejil y, si se quiere un sabor picante la cayena, y remover bien.

             Dejar de reducir el caldo para que se espese bien el guiso y apartar.

              Servir




    Importante: Tanto el texto como las imagenes publicadas en este blog estan protegidas bajo una licencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario