domingo, 2 de octubre de 2016

RODABALLO AL HORNO CON PATATAS

Tenía pensado preparar este domingo una receta en la que el ingrediente principal no fuera pescado; tengo en la cabeza una ensalada que pienso debe estar muy rica, también estoy pensando desde hace bastante tiempo en un arroz con pato y alguna que otra cosa más con fruta para el postre. Pero al ir hacer la compra encontré en la pescadería un rodaballo que me hizo ojo, esto unido a una serie de circunstancias imprevistas me hicieron cambiar de idea.

Nunca había preparado un rodaballo así es que pensé que tenía que ser algo sencillo y me dije que al horno tendría que salir bien.

Y así ha sido, ha resultado un plato de lo más exquisito, tanto la carne del rodaballo como la guarnición de patatas nos ha gustado a todos.

Espero que os guste a vosotros también.


Ingredientes (4 personas):
      
1 rodaballo de 1 kilo y medio aproximadamente, 3 patatas medianas, 1 cebolla morada grande, 2 tomates maduros, 3 dientes de ajo, ½ vaso de vino blanco seco, 1 manojito de perejil, un par de ramitas de romero, una pizca de estragón, una pizca de albahaca, aceite de oliva, sal y un poquito de pimienta.

Preparación:

En la pescadería podemos decir que nos limpien bien de vísceras el pescado y en casa lo lavamos bien bajo el grifo de agua para eliminar cualquier impureza que pueda llevar. (He de recordar que si compramos pescado fresco, por precaución, siempre es conveniente congelarlo durante 48 horas para evitar el parásito anisakis).

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de ½ cm. de grosor. Las lavamos bien.

Pelamos la cebolla y la troceamos en en juliana en láminas más bien gruesas.

Pelamos los ajos y los cortamos en láminas no demasiado finas.

Rallamos los dos tomates.

Salpimentamos todos los ingredientes y en un bol o en una bolsa mezclamos todos los ingredientes excepto el pescado.

Precalentamos el horno a 190º.

Elaboración:

En una bandeja para el horno colocamos la mezcla con las patatas, la cebolla, el tomate y los ajos extendiéndolas bien sobre toda la superficie de la bandeja. Echamos un chorrito de aceite de oliva, el perejil picado, la albahaca, el estragón y las ramitas de romero y añadimos el ½ vaso de vino blanco. Metemos en el horno y dejamos durante unos 15 minutos.

Pasado ese tiempo sacamos del horno y colocamos el pescado entero. Volvemos a meter en el horno y dejamos guisar durante otros 15 minutos.

Transcurrido ese tiempo y comprobado el estado tanto del pescado como de las patatas para que estén en su punto sacamos del horno la bandeja.

Apartamos el pescado a una bandeja aparte y quitamos la piel que saldrá muy fácilmente.  Vamos desprendiendo entonces la carne del pescado que saldrá fácilmente. Comprobaréis que, por las características de este pez esta operación es muy fácil y obtendréis unos filetes limpios completamente de espinas.

Presentación:

Colocamos en cada plato unos filetes de pescado con la guarnición de patatas y rociamos con un poquito del caldo resultante del asado.

Listo.

Importante: Tanto el texto como las imágenes publicadas en este blog están protegidas bajo una licencia

2 comentarios:

  1. Sencillo de elaborar y delicioso (el toque de estragón me parece una buena idea).
    Eso si los hornos, cada uno es diferente, en mi caso caso he tenido que alargar un pelin los tiempos para darle el punto de asado.
    Gracias por una receta sabrosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Si, el resultado de esta receta es estupendo. Tienes razón cuando utilizamos el horno siempre tenemos que adaptar los tiempos al que cada uno tiene, por lo que las primeras veces tendremos que estar muy al tanto de la cocción.

      Eliminar